Ventajas de un Seguro Médico Privado

La salud es una de las preocupaciones más importantes de la sociedad. Por ello, cada vez son más las personas que se plantean contratar un seguro médico privado. Una póliza privada es especialmente beneficiosa para las personas que prefieren pagar sus servicios médicos de forma fija, quieren disfrutar de una asistencia más rápida o que necesitan una póliza completa que cubra servicios no cubiertos por el sistema sanitario público, como la cirugía dental.

Aunque los planes de asistencia sanitaria ofrecidos por las compañías de seguros tienden a compartir ciertas características y ventajas, como asistencia cómoda y rápida, hay diferencias significativas en la gama de servicios cubiertos por las pólizas individuales, por lo que es importante revisarlos y analizarlos en detalle, antes de tomar una decisión.

Ventajas de un seguro médico privado

A continuación, te dejamos las ventajas más importantes de contratar un seguro médico privado:

Atención rápida: Los tiempos de espera para los servicios sanitarios públicos son largos y varían según el nivel de especialización de la atención requerida. Por ello, muchas personas contratan un seguro médico privado para reducir los tiempos de espera al mínimo, tanto en la atención básica como en la especializada, y reducir igualmente las listas de espera para realizar intervenciones quirúrgicas.

Atención 24 horas: Los servicios telefónicos de atención al cliente de los seguros de salud atienden las 24 horas del día, los 7 días de la semana. De esta manera, los pacientes pueden obtener información sobre salud, enfermedades, tratamientos, prevención, medicamentos y centros médicos.

Cita directa con un Especialista: La visita a un especialista no es posible sin una previa consulta con el médico de familia, que es el precursor del acceso a este tipo de asistencia sanitaria. Si una persona cuenta con una póliza de salud privada, puede consultar directamente a los especialistas en su campo de conocimiento, ahorrando así bastante tiempo, en comparación con el tiempo que tardaríamos en tener una cita con un especialista en el ámbito público.

Pruebas diagnósticas rápidas: En el caso de radiografías, ecografías, análisis de sangre, análisis de orinas, etc., el tiempo que pasa (en el sector público) desde que el médico de cabecera te deriva al especialista y este solicita una prueba, hasta que consigues otra nueva cita para la prueba y otra para ver el resultado, puede ser bastante prolongado. Si cuentas con un seguro médico privado, obtendrás cita para la prueba directamente con el especialista, acortando el tiempo al máximo.

Elección de especialista y centro: Los seguros de salud privados en España permiten a los afiliados elegir sus propios especialistas médicos, centros y hospitales, que, bajo contrato con la aseguradora, forman parte de su red y pueden ser contactados fácilmente.

Asistencia internacional: Algunos seguros de salud privados incluyen asistencia sanitaria en el extranjero y ofrecen una cobertura asistencial urgente si la necesitas mientras te encuentras en otro país, independientemente del motivo del viaje.

Hospitalización cómoda: Los pacientes que han contratado un plan de seguros privado pueden elegir el hospital donde desean recibir tratamiento y disfrutar de unos servicios de calidad.

Deja un comentario